lunes, 29 de abril de 2013

LA SIMBOLOGIA DEL ZODIACO

ARIES

Primer signo del zodiaco, identificado con el carnero, con Marte, con el sol y con el fuego. Su periodo anual comprende del 21 de marzo al 20 de abril. Su posición en el conjunto del ciclo zodiacal constituye el elemento clave a la hora de interpretarlo. La voluntad primera del zodiaco es ofrecer un patrón de desarrollo para los procesos de vida y muerte. Por ello, Aries, primera etapa del ciclo, simboliza la energía que se encuentra detrás del impulso inicial, del movimiento original. Se relaciona por ello con el fuego y el carnero, grandes símbolos de poder creador. Como no podía ser de otra forma, el periodo del año en el que se sitúa el inicio del zodiaco es el que abre el renacimiento cíclico de la naturaleza. Los símbolos asociados a este signo derivan generalmente de esquematizaciones de la cornamenta de su animal, el carnero.


TAURO


Segundo signo del zodiaco, consagrado al toro, a la tierra y al planeta Venus.
Este signo se corresponde con el momento del año comprendido entre el equinoccio de primavera y el solsticio de verano (21 de abril a 20 de mayo) y se corresponde con la evolución de la fuerza encarnada por Aries. El toro, de imponente presencia y mayor corpulencia física que el carnero, viene a simbolizar una fuerza animal mucho más vinculada a la tierra. Constituye una mezcla de lo terrenal y lo instintivo que se plasma en entrega al placer, gran apego a la vida y disfrute de ella. 
Esto se correspondería con caracteres de fuerte sensualidad (por eso es gobernado por el planeta Venus), voluntariosos, de gran capacidad de trabajo y con una generosidad entendida como forma de compartir los placeres de la vida. Se representa mediante la figura de un toro o una esquematizacion de su cornamenta.


GEMINIS

Tercer signo del zodiaco, abarca a los nacidos entre el 21 de Mayo y el 21 de Junio y se encuentra la influencia de Mercurio. Tiene un claro transfondo simbólico, el de los gemelos, y de ellos toma sentido. Así, representa las oposiciones y tendencias contradictorias o complementarias, tanto internas como externas, que pueden darse en el seno tanto de seres como de procesos. Su elemento es el aire, por lo que tiene de volátil y cambiante, por la posibilidad de manifestarse, como todo lo que se asocia a Géminis, en un sentido u otro. 


CANCER


El cuarto signo del zodiaco comprende del 22 de junio a 22 de julio y se identifica con el agua con la Luna y con el cangrejo. Este periodo se sitúa justo después del solsticio de verano, cuando las horas de sol comienzan a descender. El símbolo empleado para el signo, dos espirales en sentidos inversos, intenta representar ese cambio astral. Estamos en un punto del ciclo zodiacal donde se camina hacia la integración de todos los principios en la tierra y hacia el posterior renacimiento de las formas (los grandes cultivos avanzan hacia la recolecta), lo que se recalca a través del simbolismo del agua, que guarda connotaciones maternales, sede de la vida por excelencia. Es aquí donde juega su papel el cangrejo, ser pequeño y acuático que se protege y resguarda en un caparazón mucho mayor.
Según la astrología, a los nacidos bajo este signo les corresponde una fuerte presencia de lo infantil, con predominio de la imaginación y la fantasía. Su símbolo representa la alternancia de los astros en el cielo.


LEO


Quinto signo comprendido entre el 23 de julio y el 22 de agosto. Identificado con el sol y el elemento fuego. El leon, su color dorado y la forma radial de la melena que rodea el cuello de los machos conduce de alguna manera a una identificación con lo solar, algo que refuerzan las grandes características que se le asocian: Fuerza, fiereza, astucia e inteligencia. Nos encontramos en pleno verano, en el momento de mayor irradiación solar sobre la tierra. Así, Leo, en el conjunto del ciclo zodiacal, representa el auge máximo de la actividad, la potencia y la pasión, vinculado al león. 
Los astrólogos adjudican un carácter a los nacidos en este periodo, con personalidades fuertes, dinámicas y con capacidad de liderazgo.


VIRGO


El 23 de agosto y el 22 de septiembre constituyen los limites de este signo, el sexto del zodiaco que tiene por elemento a la tierra y se identifica con Mercurio. Este periodo del año es el que precede al equinoccio de otoño. el momento de la recolección agricola, que da paso a tierras, que recogen nuevas siembras. Por ello, esta etapa del zodiaco toma por imagen la fecundidad de la Virgen, la Madre Tierra y sus capacidades creadoras. En el zodiaco egipcio todas estas consideraciones se recogieron identificando el signo con Isis, diosa de la fertilidad y la maternidad. Algunas representaciones simbólicas de este signo toman como elementos esenciales el número seis (es el sexto del zodiaco), por lo que pueden aparecer frecuentemente imágenes del hexagrama o sello de Salomón.
Las virtudes que se asocian al signo son las propias de los trabajos agrícolas: constancia, disciplina y pragmatismo. 


LIBRA

Séptimo signo del zodiaco, delimitado entre el 23 de septiembre y el 22 de octubre, tiene por elemento el aire al planeta Venus y destaca por situarse en el punto medio del año astronómico. Este hecho determina con claridad su significado; así, se ha supuesto que Libra se identifica con aquellos comportamientos que tienen por virtud encontrar el justo medio de las cosas. En el zodiaco, Libra se encuentra no sólo en los momentos centrales del ciclo, sino entre los signos de Escorpio y Virgo, símbolos del deseo y de la sublimación, respectivamente. Todo conduce a identificar a Libra como el signo del equilibrio y la mesura, lo que a su vez conduce hacia nociones de armonía y justicia. La representación gráfica de Libra, una balanza equilibrada, refleja con claridad estos sentidos, el equilibrio que debe alcanzarse en todo proceso.


ESCORPIO

Símbolo que representa el octavo signo del zodiaco, en una época de lluvias, el otoño (del 24 de octubre al 22 de noviembre). Bajo la influencia de Marte y aunque su elemento sea el agua, el temperamento asociado a las personas nacidas bajo este signo suele hacer referencia a las características agresivas y peligrosas del animal que les representa. Está representado por el escorpión. Este animal en el Egipto faraónico era temido por su peligrosidad, pero al mismo tiempo respetado, elevándolo a la categoría divina, por lo que recibió un importante culto asociado a las figuras de las diosas Isis y Selket (relacionadas con la fecundidad y con los muertos). Sin embargo, en África el escorpión (o alacrán) es un animal nefasto que encarna las fuerzas maléficas y resulta tan temido que ni siquiera pronuncian su nombre para no verse afectados por su malvada influencia. Es por ello, que su simbolismo ha basculado entre el rechazo y el odio, al mismo tiempo que su poderoso poder merecedor de respeto.


SAGITARIO

Noveno signo del zodiaco, se corresponde con el periodo comprendido entre el 20 de noviembre y el 20 de diciembre, también llamado el Arquero o el Centaruo. Dentro de la simbología del zodiaco, este signo habla de la unión de las diferentes naturalezas del hombre y dominio sobre los propios actos. Es por ello por lo que se eligio la imagen de Centauro (une hombre y caballo, raciocinio e instinto) y la del arco (control sobre su fuerza, dominio sobre la flecha). Ademas, cuando arco y flecha son los elegidos para simbolizar el signo, ésta apunta en un ángulo de 45º, el perfecto medio entre la vertical, el cielo, y la horizontal, la tierra. Un hecho mas que recalca los sentidos mencionados es que sea Júpiter quien gobierna el signo, rey de los planetas, el de mayor poder, aquel que media entre el calor de Marte y el frío de Saturno. El elemento es el fuego, el primer gran poder, creador y destructor, al alcance de los hombres. Toda esta interpretación simbólica  probablemente se encuentre en el periodo al que se adscribe este signo, un momento en el que los trabajos agrícolas ya han terminado y la caza se convierte en la ocupación principal. Así  esta actividad que siempre ha llevado asociada una fuerte simbologia, transmite sus valores al signo de Sagitario. Por ello la relación entre hombre y naturaleza, su coexistencia, el poder que se deriva de su correcta unión  y la independencia que se liga al cazador, se convierten en las caracteristicas principales del signo.


CAPRICORNIO

El décimo signo del zodiaco, identificado con la tierra, abarca del 21 de diciembre al 19 de enero, el momento en el que comienza el solsticio de invierno. Es el punto final de un ciclo natural (el avance de la noche) que ahora comienza a renovarse, con lo que el sol vuelve a ganar terreno para propiciar el renacimiento de la naturaleza. Este hecho fundamental hace que en el Extremo Oriente se tomara como el primer signo del ciclo zodiacal, el que da comienzo a todo. Es el momento en el que en el interior de la tierra invernal comienza a germinar la vida. Pero es también un momento de frío y oscuridad, regido, por tanto por Saturno , su planeta. La astrología intenta crear un paralelismo psicológico a lo que acabamos de ver, describiendo caracteres retraídos sobre si mismos, que guarda toda su vida en el interior escondiéndose de un exterior que consideran frío e ingrato. Tomado en sentido positivo esto puede conducir a la autorrealizacion, pero corriendo siempre el riesgo de la melancolía. La figura que identifica al signo muestra un ser híbrido de pez  y macho cabrio, intermediario entre el mar y la montaña, símbolo del dualismo que manifiestan los dos polos de Capricornio, la vida interior y la oscuridad exterior, el principio y el final de la vida.


ACUARIO


Este es el undécimo signo del zodiaco, que tiene por elemento al aire y por planetas rectores a Saturno y Urano. Sus representaciones más frecuentes son una figura masculina, generalmente un anciano, que vierte agua sobre una o dos ánforas (aguador); o un símbolo compuesto por dos olas paralelas. Comprenden el periodo del 20 de enero al 18 de febrero, es decir, pleno invierno. Su interpretación simbólica señala que el agua a la que se asocia pretende evocar la fluidez de las sustancias casi etéreas. Pero su sentido profundo deriva de su lugar en el zodiaco; es el penúltimo de los signos que componen el proceso cíclico que intenta esquematizar el zodiaco. Sugiere, por tanto, la disolución de las formas para volver a formar un conjunto unitario, sin diferencias, como lo es el océano (representado por el ultimo de los signos, Piscis).
La astrología a la hora de inferir características psicológicas para los nacidos bajo este signo, les atribuye la elocuencia, el compañerismo y las dotes comunicativas.


PISCIS

Duodécimo y último signo del zodiaco, que se manifiesta entre el 19 de febrero y el 20 de marzo, antes del equinoccio de primavera. Regido por Neptuno, durante ese periodo la naturaleza vive cómo las lluvias vuelven a cubrir la tierra, fertilizándola y abriendo el camino de la resurrección de la vida. Con Piscis se cierra así el ciclo vital que representa el zodiaco, pero al mismo tiempo inicia el renacimiento de todo el proceso. El elemento agua de esto signo es, por tanto, principio y fin de la vida, disolución de las formas y preparación del nuevo nacimiento. Como signo acuático su representación mas universal es el pez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada